Muy pocas personas, demasiada gente …

Fito y fitipaldis

… y qué razón tiene Fito. Ésta frase es de su canción “Corazón oxidado” (Disco: “Lo más lejos a tu lado”), el cual os recomiendo porque está bastante bien, y porque está llena de frases ingeniosas y de las que tiran a dar. Llevaba tiempo sin escucharlo, pero hoy me he acordado de esta frase viendo un episodio de Hospital Central (que no suelo ver porque no tengo tiempo nunca, pero hoy al menos tenía un rato libre).

Y digo que me he acordado, al ver una de las historias, sobre un abuelo moribundo y su nieto, el cual tiene la responsabilidad de decidir si su abuelo debe terminar intubado y vivir bastante tiempo de forma artificial y semivegetativa, o bien que le pongan un tratamiento con el que vivirá poco tiempo pero con una cierta calidad de vida. Pero para complicar más la historia, si el abuelo muere, el nieto se quedará en la calle porque el banco les quitará el piso, por lo que el abuelo le pide al nieto que le intuben para que así al menos el nieto pueda continuar un tiempo con el piso. Pero la decisión final, es que el abuelo no sea intubado para que al menos disfrute lo que le queda de vida. Seguro que muchos otros, ya hubieran pensado: “el muerto al hoyo, y el vivo al bollo“, y que le intuben. Como dice Fito … muy pocas personas, demasiada gente.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario