La piratería y las descargas de archivos en España: no es lo mismo

Legalidad en españa de las descargasHoy en los informativos de cierta cada de televisión pública, han emitido una noticia sobre la piratería en Internet, sobre lo tremendamente “ilegal e inhumana” que es la gente que descarga películas o música de redes de intercambio de ficheros (P2P, como por ejemplo Kazaa, Emule, etc…), asociándolos con la piratería. Por si fuera poco, la noticia derivaba en la búsqueda de pederastas mediante un nuevo buscador denominado “Hispalis” de la Guardia Civil, asociando en cierto modo todo este conjunto como “las actividades delictivas en Internet”. Incluso, aparecía un comisario de policía que comentaba que éste tipo de búsquedas de pederastas localizados en redes de intercambio de ficheros, se podría extender también a buscar a aquellas personas “que descargan películas ilegalmente”. Lógicamente, la polémica ha surgido, ya que incluso se está comparando en algunos casos a los internautas que descargan películas o música, con los terroristas. Pero según parece, aquí quien puede estar cometiendo algo no muy lícito son aquellas personas, programas, o televisiones (o lo más grave, policías) que pretenden meter el miedo de alguna forma a los internautas para que no se descarguen nada. Para empezar, en España actualmente, NO es delito descargar una película o una canción para uso PRIVADO y no lucrativo, ya que existe una ley, en concreto laLey de la Propiedad Intelectual en España, en su artículo 31 Reproducción sin autorización, apartado 2, se permite la copia: “Para uso privado del copista, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 25 y 99 a) de esta Ley, y siempre que la copia no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa”. Esto en ningún momento debe confundirse con la piratería, que es el acto de lucrarse vendiendo estas obras, y que sí es totalmente ilegal.

Personalmente, me parece que se está usando en este ámbito la política de “meter miedo”, y lo grave es que esto ocurra en medios de comunicación nacionales de amplia difusión, que ya que son periodistas (y en cambio los que escribimos en un blog no somos nadie, porque no hemos hecho periodismo y en teoría no somos capaces de difundir información veraz) yal menos se podrían informar un poco sobre lo que comunican, ya que una cosa es lo que a ellos les interese, y otra muy distinta es la realidad legal.

Otra aspecto es la ética que todo esto puedan conllevar, ya que si alguien ha invertido su tiempo y dinero en crear esa obra, es justo que reciba su recompensa y se le pague. Por otro lado, cabe la posibilidad que ese usuario que lo descarga, jamás lo hubiera comprado pero al poder bajarla y visionarla de forma privada, disfruta de una cultura y un “arte” que sin duda, con los precios actuales, puede ser privativo para muchas personas. Pero bueno, aquí el debate podría ser muy largo, con la ley en la mano, que cada cual sea responsable de lo que hace, pero que al menos, los encargados de informar en este país, informen de una forma VERAZ.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario